Mi conexión con el Cacao

Mi corazón eligió la medicina del cacao hace mucho. Durante años he aprendido a cocinarlo y a utilizarlo de manera respetuosa con las tradiciones Maya de México, Guatemaya de Guatemala y Apache de Norte américa.

 

En mis viajes también conviví con monjes budistas en un monasterio en Tailandia, estudié yoga en India y educación en Nepal. Aprendí mucho sobre la meditación de las tradiciones asiáticas.

 

Finalmente, por ahora, conocí a Lanae Saan Moonwalker, una abuelita nativa americana, mi maestra, mi abuela, mi amiga. Ella me enseñó el proceso ceremonial Moonwalker y me dio su bendición para hacer ceremonias usando sus enseñanzas.

Y hablado del Cacao; Solo trabajo con cacao que sé de dónde viene y cómo se procesó. Es de la variedad Criollo y fermentado, la mayor calidad posible. Procede  de Tabasco, México, de la tierra de Ana Delia, la ganadora del Primer Premiio del Certamen Mesoamericano de Cacao Amigable con la Biodiversidad y preparado por personas en las que confío plenamente y donde yo mismo : https://cacaomesoamericano.org/  Y procesado con mucho amor por las mano de Mariana y Romi de : ChanChan.CacaoCafe

Ceremonia de Cacao

En mis ceremonias reúno todas las diferentes tradiciones de las que he aprendido. El cacao es una medicina que va directo a tu corazón para abrirlo. En la ceremonia creo un espacio seguro y sagrado para que todos exploren lo que hay dentro de nosotros guiados por mi música y mi voz.

 

La parte central de mis ceremonias es un viaje guiado a tu infancia a través de las emociones. Es como una radiografía del corazón. Lo abrimos y exploramos lo que hay allí. ¿Cuáles son las cosas que están vivas en tu corazón pero que tu mente está tratando de esconder? No pensamos, sentimos. Somos libres de explorar y expresarnos.

Recuerdo que uno de las abuelitas guatemaltecas me dijo "Sabes, cuando era niña no había depresiones ni ansiedad en Guatemala. Había cacao. Si había un conflicto en una familia, la abuela se sentaba a ambos lados con una taza de cacao delante de ellos para que puedan abrir sus corazones y resolverlo ". Y esto es exactamente lo que hacemos en una ceremonia de cacao.

 

Normalmente "pensamos" sobre nuestros problemas con la mente pero muy raramente los "sentimos" con el corazón. No nos damos el tiempo de parar y conectar con nuestras emociones y ver que hay por ahí. El cacao es una llave que puede abrir puertas que la mente no tiene ni idea de que existen. Es una medicina suave que te ayuda a conectarte con tus emociones más profundas. Es una oportunidad increíble para verlas de frente y encontrar las herramientas para sanar tu corazón y tus conexiones con los que te rodean.

Todo lo hago por aportaciones voluntarias. Normalmente sugiero una cantidad pero siempre dejo una caja al final y la gente pone en ella lo que quieran ofrecer y no les suponga un problema. El dinero nunca será una barrera para que alguien venga a mis ceremonias. Además, siempre 1/3 de las donaciones que recibo van a algunas de las comunidades o maestros de los que aprendí. Ninguno de ellos pidió nunca dinero, lo hicieron de corazón, así que creo que si gano dinero con sus enseñanzas, ellos tienen que recibir parte de él.

 

La ceremonia puede ser de sanación (máximo 15 personas) o de celebración o comunidad (sin límite). Tienen una duración normalmente de tres horas y uso herramientas que he aprendido en todas las tradiciones que menciono arriba.

Sesión Individual

Es el mismo proceso pero uno a uno. Esto hace que sea más fácil trabajar temas específicos que sientas que necesitas. Crearé un espacio seguro para que explores y expreses cualquier emoción que surja. Normalmente quien recibe esto suele entrar en unos procesos muy profundos. También puedo usar Reiki y otras técnicas de sanación si es necesario y la persona así lo desea.

 

Una vez más, siempre se basa en donaciones :)

Cacao & Yin Yoga

El cacao tiene una fuerte energía femenina. Al igual que Yin Yoga. Por eso trabajan tan bien juntas. Se complementan y se refuerzan mutuamente. Incluso cuando provienen de diferentes tradiciones, son la combinación perfecta. El Yin Yoga ayudará a que fluya la energía del cacao y el cacao abrirá el meridiano del yin. De por si el Yin ya es una combinación de Yoga y medicina tradicional China. De ahí el uso de los meridianos. Fusionamos, pues, tres tradiciones.

En esta sesión, beberemos el cacao de manera ceremonial y, después de una breve meditación, comenzaremos nuestra sesión de Yin. El cacao va directamente al chakra del corazón para abrirlo y ablandarlo, por lo que en el tiempo del Yin Yoga seguiremos asanas relacionadas con el meridiano del corazón o del hígado. El primero por razones obvias y el segundo porque cuando está equilibrado representa ternura. Y eso es el cacao y lo que nos hace sentir, así que también ayuda a equilibrar este meridiano.

Luego disfrutaremos de nuestra meditación de cierre e integración descansando en Savasana mientras escuchamos el tambor y el canto que canalizaría en ese momento para ayudarte y guiarte en tu viaje.